jueves, 1 de marzo de 2012

Detienen a un ex comisario por crímenes de lesa humanidad

El ex jefe de la Policía Bonaerense de Olavarría en la dictadura fue detenido en el juicio por el secuestro y asesinato del abogado de los trabajadores de Loma Negra, Carlos Alberto Moreno. Había sido citado como testigo pero fue imputado en una declaración

Alberto Valquinta declara en la audiencia por crímenes de lesa humanidad en Tandil

El ex comisario de la Policía Bonaerense de Olavarría durante la dictadura, Alberto Valquinta, fue detenido acusado de crímenes de lesa humanidad en Tandil durante la audiencia del juicio por el secuestro y asesinato del abogado laboralista Carlos Alberto Moreno. En la misma audiencia declararon un socio de la víctima y un ex sindicalista que vincularon a la cementera Loma Negra con el crimen.

El jefe policial de esa ciudad del centro de la provincia durante la dictadura, había sido citado como testigo, pero por la declaración previa del abogado Mario Gubitosi, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata lo procesó por coacción agravada y privación ilegal de la libertad, considerados delitos de lesa humanidad por el contexto en que fueron cometidos.

Gubitosi acusó a Valquinta de haber obligado, bajo amenazas de muerte y con torturas, a tres trabajadores y un sindicalista, a acusarlo de instigar una huelga en la fábrica Losa S.A. Por esa falsa acusación, el abogado fue detenido en la Unidad 7 de Azul entre diciembre de 1976 y marzo de 1977.

Valquinta quedó detenido a disposición del juez federal de Azul, Juan José Comparato.
El policía era el jefe de la comisaría Primera de Olavarría cuando el 29 de abril de 1977, el abogado laboralista Moreno fue secuestrado, trasladado a un centro clandestino de detención y luego asesinado, crimen por el que el TOF de Mar del Plata juzga a dos civiles y tres militares en Tandil.

La empresa. En la misma audiencia, declaró el socio y colega de Moreno, Mario Gubitosi, quien vinculó el secuestro del abogado con los casos de trabajadores enfermos con silicosis –enfermedad causada por la intoxicación pulmonar con sílice- que había ganado a la cementera de Amalia Fortabat.

El letrado recordó que fue detenido en 1976 y que Moreno había tomado los casos que él había abandonado por considerarlos “peligrosos”. También señaló que el hijo del superintendente general de Loma Negra le había contado que con los directivos de la empresa “van a comer asados los jefes del regimiento y otra gente del Ejército y hablan muy mal de vos y de Moreno”.

Como el abogado, el ex secretario general de la Asociación Obreros Mineros Argentinos (AOMA) Loma Negra y ex preso político de la dictadura, Carlos Santiago, apuntó a la empresa y vinculó el homicidio de Moreno, con los juicios por insalubridad en la fábrica.

En su declaración recordó que el sindicalista de AOMA en la dictadura, Juan Icea le había asegurado que los juicios que había ganado el abogado implicaban tomar personal e invertir en seguridad, por lo que para Loma Negra “era mucho más barato y económico matar a una persona que hacer todo eso”.

El juicio continuará mañana con la declaración de testigos. El viernes 9 alegarán la fiscalía y las querellas, el jueves 15 las defensas y finalmente el 16 el tribunal se dictará la sentencia.

Pablo Roesler
pabloroesler@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada