miércoles, 15 de febrero de 2012

Se reanuda el juicio por el crimen de Carlos Alberto Moreno

Está prevista la declaración de una mujer que vio cuando el ejército recapturó al letrado cuando había escapado de un centro clandestino de detención. También se espera que otros testigos aporten información sobre los hechos que terminaron con el homicidio de la víctima.

Una de las testigos que hablarán es Neri María Bulfoni, hija del dueño de la quinta en la que fue hallado el saco del abogado y quien presenció cuando efectivos policiales recapturaron al letrado.

Además de Bulfoni, en la audiencia de mañana está previsto que declaren otros siete testigos, mientras que el viernes hablará ante los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal de Mar del Plata, Néstor Rubén Parra, Roberto Atilio Falcone y Mario Alberto Portela.

El juicio, que comenzó el jueves de la semana pasada, investiga las responsabilidades de los hermanos Emilio y Julio Méndez, de dos oficiales del Ejército, el mayor Roque Ítalo Pappalardo y el coronel Julio Alberto Tomassi, y del suboficial José Luis Ojeda.

Los dos civiles habían llegado en libertad al debate, pero en la primera audiencia los jueces ordenaron su detención y revocaron el beneficio de prisión domiciliaria que tenían los tres militares.

Moreno fue secuestrado el 29 de abril de 1977 en Olavarría, a metros de su estudio jurídico donde atendía trabajadores de la cementera Loma Negra. A su ciudad natal ciudad había vuelto para ejercer su profesión luego de recibirse de abogado en la Universidad Nacional de La Plata, donde había conocido a Susana Lofeudo, quien sería su esposa y madre de sus dos hijos Matías y Martín.

El día siguiente a la desaparición de Moreno, la Asociación de Abogados de Olavarría por indicación de la esposa de la víctima radicaron la denuncia. Luego, el grupo de letrados presentó un habeas corpus en favor del laboralista, que llevaba la firma de treinta colegas.

Esas acciones configuraron el inicio de una causa judicial que le permitió a la Justicia conocer, a pocos días del homicidio del abogado, detalles de su secuestro y fuga de un centro clandestino de detención. Esa causa iniciada en plena dictadura llegó ahora a juicio.

Según se ventiló en las primeras audiencias, Moreno fue llevado cautivo a una quinta ubicada en nuestra ciudad a escasos metros de la ruta 226 y del Club de Rugby Los Cardos, que los hermanos Méndez habían prestado al Ejército y que fue utilizada como centro clandestino de detención.

Tras ser mantenido cautivo y torturado en ese predio durante tres días, Moreno logró escapar, pero fue recapturado en una quinta vecina y llevado nuevamente a la quinta de los Méndez. Tiempo después el Ejército informó que había sido “abatido” un “extremista subversivo”. Su familia tuvo que retirar el cuerpo en la jefatura de Policía Bonaerense, en La Plata, ciudad donde los obligaron a darle sepultura en el Cementerio Municipal.

Entre los testimonios que se escucharán esta semana en el debate, estará el de María Estela Bassi, autora del libro “Piedra que late”, una investigación y testimonio sobre los detenidos desaparecidos de las ciudades de Tandil, Azul, Olavarría y Las Flores, en el que la mujer indaga en la figura de los dos hermanos que son juzgados en el tribunal instalado en el aula magna de la Universidad del Centro, frente a la plaza de esa ciudad serrana.

Dr. César Sivo: “Hay informes de los pedidos de la empresa para hacer inteligencia dentro de Loma Negra”

Así lo expresó a infoeme el abogado de la familia Moreno, Cesar Sivo, quien explicó que fueron incorporados a la causa documentos que incluyen “informes de la dirección de inteligencia de la policía” que documentan “pedidos de la empresa para hacer inteligencia” dentro de Loma Negra.

Sivo explicó que durante las audiencias “han llegado informes muy importantes de la Comisión Provincial por la Memoria donde hay documentos de la dirección de inteligencia de la policía que dan cuenta de los pedidos de la empresa – Loma Negra- para hacer inteligencia adentro de su dependencia” reveló y explicó que “esta documentación, que recién fue incorporada al proceso, no hace más que confirmar las sospechas que se tenía y ahora ya tenemos confirmación documental” argumentó.

El patrocinante de la familia precisó que de cara a las próximas audiencias “queremos ir consolidando la prueba. Si bien es una causa que tiene muchos elementos de convicción porque hay mucha documental y circunstancias acreditadas. El mismo ejército termina reconociendo que ellos lo tenían en cautiverio y que ellos lo matan. No hay una gran discusión salvo en que circunstancias lo matan y que con el aporte de los testigos del lugar se terminarán de referenciar” dijo.

En este sentido, el abogado señaló que “desde que el ejército que lo tenía en cautiverio a Moreno reconoce que lo mató y entrega el cuerpo en determinada circunstancia, por supuesto inventada como es la supuesta fuga, eso en gran parte resuelve uno de los aspectos de la cuestión” precisó.

“Las próximas audiencias van a desandar el camino de lo que pasó en la quinta de los Méndez para desbaratar la presentación que había hecho el ejercito y luego va a seguir la prueba sobre la motivación del secuestro y la muerte de Moreno que tiene que ver con la responsabilidad empresarial” sostuvo el letrado.

Cesar Sivo también se refirió a la revocación de la prisión domiciliaria para los militares imputados y a la prisión preventiva a los dos civiles definida por el Tribunal, como “un gran avance” y destacó que a las pocas horas de conocida la decisión “recibimos llamados de personas, como soldados que estuvieron en la época y que tuvieron cercanía con los imputados como de otras víctimas que nunca habían declarado. El hecho de ver que la justicia se estaba realizando y que efectivamente el juicio se hacia con personas en detención da una sensación de cercanía de la Justicia y de respeto por la palabra Justicia que ha hecho que mucha gente se anime” valoró.

En este sentido agregó que “No solo es importante por lo que significa simbólicamente sino porque para los testigos es una tranquilidad- hubo testigos que en su momento fueron coaccionados para no declarar- sino por lo que significa para cualquier persona que vivió como victima del terrorismo de estado tener la oportunidad de declarar sobre seguro porque sabe que la justicia esta actuando” finalizó
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada